martes, 3 de mayo de 2011

Mi casa.


Ayer una alumna me preguntaba por mi casa, me decia si ya habia llorado al ver alguna parte terminada y me detuve a pensar si realmente estoy disfrutando de esto. O quizas el broche de oro cuando me mude va a ser llorar una semana entera jajaja.
Los golpes que recibi en mi lucha contra la infertilidad me formaron un caparazon bastante duro creo, no me permito disfrutar de algo hasta no estar realmente segura que es mio o que lo logre... Sigo siendo una soñadora, pero mas cautelosa, con algunos miedos... espero superarlo alguna vez...

4 comentarios:

A! dijo...

Sol te felicito por tu casa! Se la ve hermosa! Entiendo cuánto desgasta la infertilidad, a mí fue un colectivo que me pasó por encima ida y vuelta varias veces, y el día en que llegó finalmente mi milagro, además de agradecer infinitamente a Dios, lamenté un poco haberme castigado tan duro antes! Yo creo que por años me eché la culpa de no poder sostener mis embarazos e incluso de no lograrlos... Yo sé que llegará el día de tu próximo milagro (uno ya tenés ja) y espero que falte poco! Lo deseo de corazón!

Soledad dijo...

gracias Anita!! Sabes que tu milagro me lleno de esperanza una Navidad que iba a ser muy triste, lo festeje y me alegre mucho por uds. Besos!!

DEYANIRA dijo...

Sole! si bien es cierto que esta enfermedad de m...no nos deja disfrutar de las cosas que merecen ser festejadas...es un paso importantisimooooooo el que estan dando, ver y disfrutar del fruto de tanto trabajo y esfuerzo: IMPAGABLE!
deseo que sea el comienzo de la racha de cosas buenas y "disfrutables"
Besote ...hermosa,

Soledad dijo...

gracias Ceci!!!! Ojala la racha se nos de... BESOS!!